¿Te olvidaste de Jugar?

Este año me he propuesto vivir jugando 🙂

That’s right man! Jugando. Improvisando. Fluyendo. Experimentando… Haciendo todo lo que hago sin dejar que se vuelva algo aburrido y sin sentido. Me estoy dando cuenta que no es fácil! Curiosamente dedicarse a fluir por la Vida no es algo fácil. Que fascinante.

Eso de dejarse llevar por la intuición, hacer las cosas por sentimiento más que por pensamiento, dejar que las situaciones se vayan dando sin tener que controlar todos los detalles. Vamos relajarse con el mero hecho de existir y observar como las oportunidades para jugar y disfrutar de la Vida se van dando naturalmente. Que no! Que eso es mu complicao pixa!

Vamos que esta todo bien montadito para que tu no tengas que hacer nada, todo lo que “necesitas” esta ahí, si te da palo incluso puedes pillar el teléfono y esperas sentadito en el sofá a que te lo traigan a la puerta. Todo nen! Eso de improvisar es de paletos, yo llamo aquí al Domino’s y me dicen en cuantos minutos exactos van a llegar a mi puerta. Pa qué me voy a improvisar ahora algo rico pa comé, si no tengo que hacé na!

Y así va pasando el tiempo, los días, las semanas y cada vez estoy más empanao. ¿Qué es de aquella sensación que tenía cuando era niño, que sabía disfrutar de los pequeñitos detalles, que flipaba con una hoja en el suelo, con saltar en el charco, con subirme a los árboles? ¿Será que eso es para los peques? No me lo creo.

vlcsnap-2017-01-23-10h37m40s146

¿Te has olvidado de Jugar?

La palabra jugar viene del latín iocari “hacer algo con alegría”. ¿Haces lo que haces con Alegría? ¿Lo Disfrutas? ¿O lo haces por compromiso? Porque es lo que hay que hacer. Ya sabes, hay que pagar facturas, el piso, el perro, hay que sobrevivir.

Te has olvidado de Jugar corazón. Vivir alegremente no quiere decir pasar de todo, no quiere decir no tener responsabilidades, para nada. Pero sí quiere decir hacer las cosas que tienes que hacer, con gusto, porque sabes que si haces lo que tienes que hacer, los frutos que vas a recoger serán dulces y jugosos como a ti te gustan.

A algunas personas les encanta los mangos, pero se dedican a plantar hierbajos constantemente, y luego se quejan porque no brotan mangos. Algunos vivimos así por años, hasta que nos damos cuenta. Y comenzamos a prestar atención a como nos relacionamos con la Vida. Que le estamos ofreciendo (o pidiendo) constantemente.

¿Quieres jugar? Juega corazón. No le tienes que dar explicaciones a nadie. Siéntete un niño de nuevo. Date el permiso de ser libre y no juzgues lo que viene. Confía que lo que viene es otra oportunidad para aprender a fluir, a saborear.

Y sobretodo aprende a prestar zero atención a los gruñones que te encuentres en el camino. Esos que critican tu forma de vivir, esos que van sembrando mierda por donde andan sin respetar nada ni nadie. Date cuenta de cuando tu lo haces y aprende a perdonarte y a dejar de hacerlo. Porque ya has aprendido repetidamente que eso no te hace ni te hará feliz nunca.

Vuelve a jugar! Vuelve a sonreír! Vuelve a equivocarte! Con todo! A saco! Sin más.

Te amo 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s